Entradas

Mostrando entradas de julio, 2009
Imagen
Por que el dia quince, del sexto mes me atrevi a vigilar tu vida:
en tu pared ya no existia nuestra fotografia, la unica capaz de enlazar lo que alguna vez caminamos en el mundo del calor del verano, y discutiendo los temas que nos ataban y nos acercaban aun mas, hasta el punto de escaparnos de tus amigos y mi hermano que no nos querian ver juntos.
Mi madre se creia mas poderosa que yo, y no me dejaba escapar.
Tu padre se volvía malo y nos querian expulsar.
Y entre risas y llantos, tristezas y alegrias, estabamos sentados en la vereda de cualquier plaza, jugando a ser niños, escapando de una multitud que no nos tenia que ver unidos.
Hasta que de pronto, los caminos angostos se alargaron y cada dia que me atrevo a saber de ti, me estas hechando mas de tu vida.
Aquel día:
en el que palabras ondaban nuestras mentes, y armaban una simple mentira para no lastimar, se escondian alli atras, todo lo que hoy se intenta explicar. Cuando vi que en tu mundo ya no existia, mi cuerpo lloraba sin cesa…

Carta Nº Tres-Inc.

Imagen
Me encuentro un tanto desestabilizada. ¿que busco? -no lo sé. Mis dedos huelen a tabaco y mis piernas están cansadas de caminar. Se crea un conflicto entre mi fantasía y la realidad. Me cuesta admitir que lo que mi corazón se atreve a sentir es muy extraño, pero existe. Ya no se trata de mariposas y cosquillas en todo el cuerpo y mucho menos de alegrías. Él se encuentra frágil frente a lo que una vez se atrevió a vivir. Y viajar cientos de kilómetros para pisar el camino y preguntarse a cada segundo:¿Que hago aquí? aveces le parecían suficientes. Actuaba solo y sin limites, y hasta parecía ser mas inteligente que la mente. Buscaba salidas y empezó a correr. Buscaba respuestas pero no sabia qué.. ¿o si? Le cuesta darse cuenta que lo que rechaza mi conciencia, se encuentra en lugares por doquier como mortificando, y haciendo una lucha contra el sonido de las palabras que son capaces de canalizarse por los oídos para entender lo que empieza a sucederme. El corazón escapó sin planes como de…