Entradas

No hay gesto de amor más bonito que dejar volar aunque se te quiebre el alma en mil pedacitos... Si querías amor, eso es. Pues nadie dijo que todo amor sería una coincidencia eterna. 🎈
El siguiente poema surgió una tarde luego de una taza de té, un libro de poemas españoles y de eso que queda en el pecho cada que siento que no es suficiente las palabras dichas en una conversación...

Va..:
Quien no ha escrito con el corazón roto?
Quien no ha escrito con el corazón roto?  Quien no ha intentado ponerle sonido al silencio? O ponerle palabras a eso imposible de explicar, ese dolor en el pecho que retumba ecos y vacíos? Quien no ha buscado la canción perfecta para el momento justo, allí donde la gota está a punto de estallar cuando sientes que de un sopetón puedes desbordarte en lágrimas, sintiendo como si fuera una cascada imparable en todo la mejilla?  Quien no se ha llenado de borradores pensando qué decir, cómo decir, para qué hacerlo, si pues todo yase perdido? Cómo encontrar sin brújula en un constante juego de ir y venir? De esperar...  Esperar? Si, esperar a que surja el momento perfecto, el sonido perfecto, la lluvia de fondo, la posibilidad de un chocolate caliente que…
"Y un día fué preciso hundirme en el silencio y agrandar las distancias, crearlas, hasta sentir que está todo en orden otra vez.
Y es el dolor de lo imposible lo que me pone en ese lugar.
Ubicar mi belleza, mis deseos de escritura y el canto, mis proyectos, mis grandezas y mis defectos últimamente se han vuelto un vicio, dichosos los invitados a compartirlos."  ✍



Imagen
(..)"por que si quisiera saber algo de mi, creo que simplemente escribiría, aunque también desde el fondo de mi corazón y mis escritos, siento que debe pensar lo mismo."
Algo se nos va perdiendo, esa parte pequeña pero entera que fue sincera, que con cada brisa que la rodea se desvanece de a poco, o al menos también es parte de un anhelo. Cuando fuimos y creímos en algo, confiamos en el sostén, en tener esa capacidad de conservar. Y ¿El tiempo? el tiempo se está encargando de enseñar (nos) que lo que queríamos conservar no es nada de lo real, sino un acto simbólico que al menos consuele el miedo que paraliza encontrarnos, encontrar-nos…  (Carta de despedida, Sep. 2017)

Un regalito para las noches extrañas https://www.youtube.com/watch?v=BoQqdi7ki2k

Estamos hecho cayos?

Imagen
Esa es una pregunta que se repitió en estos días en los que parece que la calma dura solo unos minutos. Si bien, algunas cosas en casa se empezaban a acomodar, o al menos, uno empezaba a sentir que hoy se encuentra en otra posición en las que realmente no se siente tan devastado, o que el cuerpo queda agotado luego de sufrir el paso de un huracán. Creo que esa pregunta vela, por la búsqueda de un consuelo, al que creo que no estamos acostumbrado. No creo que estemos acostumbrados  a pasar una tras otra mala racha, algo que no sale como lo planeamos. Me parece que si estaríamos acostumbrados, no nos dolería, no sentiríamos que es momento de volver a preparar los remos que hace un par de días atrás los habíamos guardados pensando en que ¡Bueno, es momento de descansar!  Es necesario pensar, que las cosas no siempre salen como queremos y llega ese momento en el que pensamos ¿Hasta Cuando? ¿Alguien tendrá la respuesta? ¿Existe esa bola de cristal puesta en la fantasía eterna? No, no esta …
Hoy es uno de esos días, en los que me levante no pudiendo dormir mas de lo que quería, y puse un freno que veía necesario volver a apretar.  Si bien, hace mucho tiempo que tengo este blog, me veo en la obligación de comentar que en el mismo se encuentra reflejada  parte de mi adolescencia. Hoy ya estoy recibida y eso lo puedo notar, dado que mis palabras por ahí no son las mismas, aunque sienta que hago un esfuerzo para ponerle ese toque romántico como lo hacia antes.  Considero que la mentalidad de un adolescente brilla, ¡si! brilla entre toda la sociedad que los estigmatiza sin darse cuenta lo que nos perdemos. Esos adolescentes que se sostienen en el amor fraternal y en el amor a esa pareja que parecería para ellos la única que valdrá la pena y la misma que si se pierde no se puede sentir uno capaz de volver a amar. Claro que entre todo lo romántico, esta el riesgo que es que un adolescente sea tan apasionado y piense o sienta así. Por que en su mundo la separación, los cortes no …