Un espacio de catarsis,
de recuerdos incoherentes que van y vienen...
que te invitan a ver cuanto nos podemos parecer, cuando pensamos lo mismo.


miércoles, 2 de diciembre de 2009

¡No puedo vivir sin dejar de escribirte!

Y dice:...


Es probable que en veinte minutos sueñe con vos,
y debido que al pasar el tiempo juntos, el sonreir en el mismo sentido, divagaran los oidos para endulzar los oniricos y mas tarde despertar bajo los rayos amarillentos del sol en primavera que me harán recordarte una y mil veces.
Los tiempos ya no seran justos y no bastarán para conformarnos:
¡Y hoy que tienes diesinueve años puedo confirmarlo!
...¿¡ pesar que hace un tiempo atras parecias de mas!?... ¡mucho mas recto y estructurado!,
que sutilmente tentabas mi inconciente que hoy te esta desestructurando,
¡y al parecer bastó con que me conocieras transparente como me presenté y así empezar a volar en este cielo diferente que te puso aquí a mi lado!.
Pero.. ¡lamento recordarte que no todos mis escritos son para enamorados!
Son tambien dedicados para los que se niegan a enfrentar al mismo yo, que parece raro y que de a poco se vuelve dulce y tierno y que de ademanes te regeneras mucho mas interesante.
Al parecer no puedo evitar las palabras romanticas, aunque la amistad tambien se trate de amor.
Pero admito de una vez por todas, que:
¡No puedo vivir sin dejar de escribirte!.
[Hc]